Comienza la tramitación para que las Hogueras sean declaradas Bien de Interés Cultural Inmaterial

Por Redacción AlicanteFiesta
Publicado el 02 de May de 2014 a las 18:46

La Conselleria de Educación, Cultura y Deporte ha informado hoy -viernes 2 de mayo- al pleno del Consell del inicio del expediente para la declaración como Bien de Interés Cultural Inmaterial de les Fogueres de Sant Joan de Alicante, al considerar que este evento es “la expresión viva y popular de un pueblo”, según Europa Press. Esta acción protectora se enmarca en la línea de trabajo que está llevando a cabo la Dirección General de Cultura, a través de la cual se están protegiendo, de forma prioritaria, los bienes inmateriales del patrimonio cultural valenciano.

A través de esta incoación, la Dirección General de Cultura de la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte, no sólo protege Les Fogueres como monumentos artísticos efímeros, sino que la protección comprende todo el ámbito festivo y cultural que rodea a estas fiestas, y que en muchos casos es un producto directo de ellas: el propio entramado asociativo de hogueras y barracas, su organización por distritos, los oficios específicos como el de artista de hogueras o pirotécnico, los elementos efímeros como las portadas de barracas y los ninots de carrer, la literatura festera propia de los llibrets y las revistas, el teatro y muchos otros aspectos relacionados con la indumentaria o el patrimonio musical.

La resolución de incoación y la protección patrimonial que éste supone no vienen a cambiar ni encorsetar la celebración de Les Fogueres de Sant Joan de Alicante, pues la gestión de la fiesta la ostentará la Federació de Fogueres de Sant Joan d’Alacant, tal y como ocurre actualmente, y será ésta en conjunción con fogueres y barraques, quienes decidan sobre aspectos materiales e inmateriales, así como el desarrollo de los actos de la festividad anual, según informa la Generalitat.

Las Hogueras

La fiesta de les Fogueres de Sant Joan tiene su origen en las celebraciones precristianas que se realizaban en torno al solsticio de verano y que una vez asimiladas al culto cristiano, se celebraron en toda Europa en honor de San Juan Bautista. En Alicante, las primeras noticias que se tienen de estas celebraciones son del siglo XIX.

La transformación de la fiesta, tal y como hoy se conoce, se inició a principios del siglo XX cuando comenzó el cambio de las antiguas hogueras por monumentos artísticos de carácter efímero, siguiendo el modelo de la falla valenciana. Pronto se formalizaron las primeras comisiones de hogueras y el ayuntamiento estableció tres premios en metálico para los mejores monumentos que se plantarían en junio de 1928.

La llegada de la II República supuso un periodo de auge y consolidación para la fiesta, el Ayuntamiento dio un impulso decisivo a les fogueres, apoyando oficialmente los actos organizados por la Comisión Gestora. En este momento aparecen una serie de elementos que con el paso del tiempo serán definitorios de les fogueres: en 1931 se creó la primera barraca por parte de la peña Els Trenta U y un año después se produjo la elección de la primera Bellea del Foc. También en estos años surgen las primeras hogueras infantiles y en 1936 tuvo lugar el primer concurso pirotécnico.

Uno de los hechos más significativos de los años 30 fue el nacimiento del Estilo Alicantino basado en la transformación estética y formal de los monumentos, gracias a la inclusión en ellos de elementos provenientes del art déco, el uso de colores planos y la introducción de volúmenes arquitectónicos.

Tras la Guerra Civil, Les Fogueres vuelven a la ciudad, pero no será hasta 1940 cuando la fiesta recupere su actividad normal con las veintiuna hogueras que se plantarán ese año. Poco a poco el estilo de los monumentos irá recargándose y perdiendo la estética del Estilo Alicantino, asemejándose a las fallas.

Desde entonces y hasta nuestros días, la fiesta ha ido evolucionando e incorporando nuevos elementos que han ido definiéndola tal y como la conocemos actualmente. Así, en la década de los cuarenta se hizo la primera la Ofrenda de Flores en honor a la Virgen del Remedio (1945), se creó el Pregón de Fiestas y se eligió a la primera Bellesa del Foc Infantil. A partir de los años 50 la fiesta sigue desarrollándose incorporando nuevos elementos, el Coso multicolor o la cabalgata del Foc, la Entrada de Bandas y se oficializó el traje de novia alicantina.

Con la llegada de la democracia el número de comisiones experimentó un gran aumento, algo que ocurrió también con las barracas y las hogueras infantiles. Además, se amplió el calendario festivo a cuatro días frente a los dos que habitualmente se celebraban, adelantándose la plantà de los monumentos al día 20 de Junio.

También puede interesarte...
Anuncio