El Juli comienza con mando en Castellón en la temporada de su vigésimo aniversario de alternativa

Por Redacción AlicanteFiesta
Publicado el 10 de Mar de 2018 a las 9:42

Julián López “El Juli” comenzó ayer -viernes 9 de marzo- en Castellón la temporada de su vigésimo aniversario de alternativa. Lo hizo frente a una desigual corrida, de presentación y juego, de los hierro de Garcigrande y Domingo Hernández. Los mismos que, por desacuerdos en la contratación, le han dejado fuera de la Feria de Fallas. Poderoso y exigente se mostró con los dos toros de su lote. Tanto con el primero que fue a más, como con el geniudo cuarto. Con éste se lució con el capote por lopecinas antes de una faena si no estética, plena de entrega. Manzanares sorteó en segundo lugar a un garcigrande más deslucido y que llegó a la muleta con la cara suelta. Sólo se atisbaron detalles del toreo del alicantino. Su segundo, sin llegar a ser un gran toro, sí se empleó más en la muleta y Manzanares se encontró por momentos antes de volver a estar certero con el acero. Talavante sólo pudo torear al tercero de la tarde hasta que el de Garcigrande se pegó una costalada en los comienzos de la faena de muleta. A partir de ahí, se enfrentó a un inválido con el que nada pudo hacer. En el que cerró plaza ya se lució, de salida, con el capote. Fue frenético y pleno de improvisación el comienzo de faena para, posteriormente, templarse y dejar series sueltas con su peculiar estilo. La movilidad del de Domingo Hernández facilitó la tarea del extremeño para llegar al público. A la primera cita de la temporada de Manzanares en España acudió, como se aprecia en las imágenes, un grupo de aficionados alicantinos en una excursión organizada por el Club Taurino que preside Fernando Leyva.

Ficha técnica

Castellón. Viernes 9 de marzo de 2018. Cuarta de abono de la Feria de la Magdadena. Casi lleno en los tendidos. Tres toros de Garcigrande (1º, 2º y 3º) y tres de Domingo Hernández (4º, 5º y 6º). Desiguales de presentación. Terciados, los de Garcigrande; más altos de cruz, los de Domingo Hernández. El tercero, el de mejores hechuras. Ofrecieron juego dispar, en conjunto. Encastado, el 1º; desclasado, el 2º; inválido, después de una costalada, el 3º; genuino, el 4º; manejables, 5º y 6º. Ovacionados en el arrastre, 1º y 6º; silenciados, el resto. Julián López “El Juli”, de sangre de toro y oro, dos orejas y oreja. Jose María Manzanares, de sangre de toro y oro, ovación y saludos, y oreja. Alejandro Talavante, de nazareno y oro, silencio y dos orejas.

 

También puede interesarte...
Anuncio