La llegada de Mater Desolata a la Plaza de la Virgen del Remedio dota de mayor solemnidad a la procesión de Carolinas

Por Redacción AlicanteFiesta
Publicado el 27 de Mar de 2016 a las 8:32

IMG_3291 IMG_3344 IMG_3375 IMG_3395 IMG_3405 IMG_3413 IMG_3436La llegada de la Hermandad Penitencial Mater Desolata, con los pasos Cristo de la Expiración y Mater Desolata y el posterior Encuentro entre ambos, a la Plaza de la Virgen del Remedio dotó el pasado viernes -25 de marzo- de mayor solemnidad a la procesión que partió -a media tarde- de la parroquia San José de Carolinas, informa Luis Miguel Sánchez. El entorno, más recogido que la Plaza del Ayuntamiento, y la proximidad del Convento de las Monjas de la Sangre contribuyeron a dotar de ese ambiente al desfile. Con un silencio que se cortaba, salió desde la Concatedral de San Nicolás la Hermandad del Santo Sepulcro. Un haz de luz desde lo alto del templo iluminó el rostro del Cristo Yacente, escoltado por el Capítulo Noble del Santo Sepulcro y los Caballeros del Santo Sepulcro. Coincidía con la partida desde la Basílica de Santa María de la Cofradía Nuestra Señora de La Soledad de Santa María. Prologó la salida la Bocina Oficial con el «Toque de Ciudad». El público que se congregó en la plaza se encontró con dos aspectos inesperados: se había vallado un perímetro, lo que reducía el número de personas que podían estar en la Plaza de Santa María, y el trono salió sobre ruedas cuando lo venía haciendo a hombros en los últimos años. A algunas costaleras que lo habían portado, se les escaparon lágrimas de rabia, no de emoción.

También puede interesarte...
Anuncio