La salida de la Humildad y Paciencia, tras la llamada del Clamator, envuelve de aires del Medievo las calles de Alicante

Por Redacción AlicanteFiesta
Publicado el 11 de abr de 2017 a las 10:44

HUMI HUMI1 HUMI2 HUMI3La salida de la Hermandad Penitencial del Santísimo Cristo la Hermandad y Paciencia y Nuestra Señora de las Lagrimas desde la Parroquia de Nuestra Señora de Gracia, tras la llamada del Clamator, envolvió ayer -lunes 10 de abril- las calles de Alicante de aires del Medievo. Esta sensación se incrementó con las cestas monacales de los integrantes de la comitiva y con el toque de campana en recuerdo de los hermanos difuntos. En el momento en que se abrieron las puertas del templo, envueltos en el olor penetrante del incienso, fueron apareciendo las imágenes. Nuestra Señora de las Lágrimas estrenó una corona de plata de estilo rococó, donada por un grupo de devotos. Las dos imágenes, originales de José A. Hernández Navarro, hicieron Estación de Penitencia en la Concatedral de San Nicolás, en uno de los momentos más emotivos de la procesión que contó con el acompañamiento musical de la banda del colegio San Raimundo de Peñafort, junto a la Cruz de Guía, y con la Asociación Musical Ciudad de Asís, escoltando a la imagen de la Virgen. Las imágenes adjuntas son originales de Paco Cameo, fotógrafo de la Junta Mayor de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Alicante.

 

 

También puede interesarte...
Anuncio