Un entregado Raúl Bravo abre la Puerta Grande en Alicante en la novillada sin picadores que abre la Feria de Hogueras

Por Redacción AlicanteFiesta
Publicado el 17 de Jun de 2012 a las 10:34

Un entregado y certero con el estoque Raúl Bravo, alumno de la Escuela Municipal Taurina de Alicante, abrió ayer la Puerta Grande de la plaza de toros en la novillada sin picadores del abono de la Feria de Hogueras, después de cortar sendas orejas a los erales de Giménez Indarte de su lote. Varea, de Castellón, oreja y ovación tras tres avisos. Ángel Sánchez, de Colmenar Viejo, oreja y vuelta al ruedo. Desiguales de presentación y juego fueron las reses de Giménez Indarte, de las que destacó el bravo tercero.

Raúl Bravo -grana y oro- cortó una oreja a “Bobinero” después de una faena voluntariosa sin que llegara a acoplarse por el pitón izquierdo y sin ligazón en el toreo en redondo. Voluntad, toda. Certero con la espada. En el quinto, “Hediondo”, estuvo más centrado en el toreo en redondo y al natural no llegó a acoplarse a la desclasada embestida. Efectivo con el estoque estuvo para llevarse la segunda oreja a su esportón y asegurarse la salida en hombros.

Abrió plaza el castellonense Varea -azul celeste y oro- en una actuación más templada al natural frente a un eral noble aunque escaso de fuerzas. La media estocada que le propinó la valió una oreja. En el manso cuarto, mal lidiado, ligó en redondo hasta que la querencia del de Indarte le llevó a las tablas. Mal con la espada, escuchó los tres avisos.

Gustó el sentido del temple de Ángel Sánchez -azul turquesa y oro- frente a “Carabina”, tanto en el manejo del capote como con la muleta, sobre todo en redondo. Al natural, no terminó de acoplarse. Medida en tiempo la faena y acertado con el estoque para lograr una oreja. El que cerró plaza fue el más desclasado del encierro. Poco pudo hacer ante él, salvo sortear las tarascasdas propias de una res sin gana alguna de embestir.

También puede interesarte...
Anuncio